El ramayana




El ramayana
Tópico del duelo entre Rama y Ravana
(Comparaciones con La ilíada)

El ramayana, creación épica de Valmiky, guarda varias semejanzas con una obra clásica occidental, La ilíada de Homero; sin embargo, hay ciertas diferencias que se encuentran en la mitología que es mucho más fantástica en El ramayana que en La ilíada. Podemos reconocer a continuación algunos ejemplos dentro de la contienda entre los dos caudillos de la trama: Rama, el dasarátida; y Ravana, el gobernador de Lanka.

Primero, Ravana, el monarca de diez cabezas, a través de su magia, crea un carro esplendoroso equipado con armas bélicas para disponer de tales en la batalla. En La ilíada los dioses dependían de Hefesto quien les fabricaba los pertrechos. Por otro lado, referente al monarca de diez cabezas, sabemos que en la mitología occidental tenemos a Polifemo, el monstruo de un solo ojo. ¿Cuál es más exagerado?... Segundo, los corceles del carro de Ravana tenían… ¡rostro humano!; y tercero, Rama no podía acabar con su adversario a quien después de cortarle la cabeza le salía otra. La única manera de hacerlo sucumbir era lanzándole los dardos manufacturados por Brama. Y he aquí otra comparación con La ilíada: en El ramayana no existe la intervención directa de los dioses.

Al iniciar el duelo, Indra provee de un carro junto con su conductor a Rama para que haga frente al raksasa Ravana. Además, se menciona la contemplación desde los cielos por parte de los risis, gandarvas, sidas y los dioses. Y finalmente Rama vence al rey de Lanka con el dardo divino de Brama. En ningún momento los dioses intervinieron directamente, sino que se valieron del virtuoso dasarátida.


César Antonio

Comentarios

AZAÑA ORTEGA, Moisés ha dicho que…
Buena idea: publicar el comentario que se ha dejado en literatura.

Entradas populares