Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2008

El ramayana

Imagen
El ramayana
Tópico del duelo entre Rama y Ravana
(Comparaciones con La ilíada)

El ramayana, creación épica de Valmiky, guarda varias semejanzas con una obra clásica occidental, La ilíada de Homero; sin embargo, hay ciertas diferencias que se encuentran en la mitología que es mucho más fantástica en El ramayana que en La ilíada. Podemos reconocer a continuación algunos ejemplos dentro de la contienda entre los dos caudillos de la trama: Rama, el dasarátida; y Ravana, el gobernador de Lanka.

Primero, Ravana, el monarca de diez cabezas, a través de su magia, crea un carro esplendoroso equipado con armas bélicas para disponer de tales en la batalla. En La ilíada los dioses dependían de Hefesto quien les fabricaba los pertrechos. Por otro lado, referente al monarca de diez cabezas, sabemos que en la mitología occidental tenemos a Polifemo, el monstruo de un solo ojo. ¿Cuál es más exagerado?... Segundo, los corceles del carro de Ravana tenían… ¡rostro humano!; y tercero, Rama no podía acabar co…

Risa o entrecejo fruncido

Y así es como pasan las cosas. Hoy estás bien, alegre, empilado para todo; vas y saludas a cualquiera con tu sonrisa de niño, estás enamorado, cantas al amor, le llevas flores a tu madre, etc. Pero otros días, aquellos que curiosamente se dan bajo un cielo plomizo, te encuentras letargado, irritable, taciturno; si ves un acto de cariño entre una pareja o los favores que le hace un muchacho a una señora de edad, te parece que todo eso es hipocresía. Crees que la benevolencia no existe, que nadie es sinceramente afable. Tú mismo te das por mentiroso, zalamero, sucio... en fin, te degradas junto con todo lo que te rodea. Es lamentable este último estado de ánimo. Quisieras fingir ante los demás que no te pasa nada, desearías reír, ser elocuente con tu amigo, con tu hermano o con tu padre; pero sientes que es mejor la comodidad de mostrar el entrecejo fruncido para que nadie se te acerque; no obstante, sabes que tu mal humor angustiará a la persona que se encuentre a tu lado; él o ella pu…

Lo que la mente engendra

Imagen
"Los sentimientos y observaciones del hombre solitario son al mismo tiempo más confusos y más intensos que los de las gentes sociables; sus pensamientos son más graves, más extraños y siempre tienen un matiz de tristeza. Imágenes y sensaciones que se esfumarían fácilmente con una mirada, con una risa, un cambio de opiniones, se aferran fuertemente en el ánimo del solitario, se ahondan en el silencio y se convierten en acontecimientos, aventuras, sentimientos importantes. La soledad engendra lo original, lo atrevido, y lo extraordinariamente bello; la poesía. Pero engendra también lo desagradable, lo inoportuno, absurdo e inadecuado"*

Encontré este parrafo mientras leía La muerte en Venecia de Thomas Mann. Me han deslumbrado sus palabras; ha dicho algo que dio en el clavo de cuestionamientos que atañen a mis ideas, inspiraciones y decisiones.

No me considero una persona solitaria; por el contrario, sé que soy sociable, incluso quisiera relacionarme con más personas de las que y…

Quisiera

Imagen
Quisiera llorar lágrimas de lava
sobre la mujer que amo,
convertirla en roca vulnerable,
hacerla polvo en mis recuerdos,
crear un mundo desolado;
matar la cursimelancolía de estos días,
hundirme bajo las dunas de su nada,
dejar de verla sin usar los ojos y
dormir en paz sin escuchar su habla.