Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2010

El inepto

Imagen
Es cierto, si somos ineptos en un cargo es mejor abandonarlo, aunque por un instante se quisiera ser autoritario para acallar las voces de los que en contra nuestra reclaman con ferocidad. Es así que algunas veces es mejor estar del lado ofendido, ese lado que se agiganta en su furor, que no comprende —o que se olvida— que todo ser humano es imperfecto, que bipolariza el conflicto y nos ubica en la posición del “malo”. Maquiavelo inculcaba el gobierno frío; no se puede lograr el contento absoluto de los gobernados, lo importante es mantener el poder. Al parecer, un adjetivo negado a la autoridad es la blandura, la molicie regentora que no quiere quedar mal con nadie. Sería fácil poner mano dura, someter al opositor, pues en su posición jamás aceptará pero ni la más mínima virtud y buena obra del que lleva el mando, se hará de oídos sordos, criticará y criticará hasta roer, hasta ponernos frente a un espejo para contemplarnos ineptos. Entonces empiezan los problemas, no se pu…

Mme. Kollontay

Imagen
Pobre los varones que se han enamorado de mujeres que han considerado al amor como casi un  enemigo de las ideas de libertad femenina. Qué difícil es hacer ver a estas mujeres lo contrario, a las que para halagar hay que tener tino, pues no consentirán que un varón se apresure a abrirles una puerta o que le acomoden la silla en el restaurant o que paguen su entrada al teatro. Sentirán que las pensamos inútiles y que nuestra caballerosidad es una hipocresía, y la verdad es que si somos atentos con ellas es porque las adoramos, no las tratamos con delicadeza porque creemos que son el sexo débil, sino porque las cosas más valiosas se tratan con cuidado.
        Por otra parte, no aman aunque estén enamoradas. Es paradójico. Conozco casos muy cercanos de mujeres que, con el dolor de su corazón, le dicen “No” al muchacho u hombre que encaja con ellas, pues alegan que es mejor estar sola y ser libre. Libre, ¿en qué sentido?, porque en un sentido están reprimidas. No se interprete …