Camino al topus uranus

"Pero tengo el camino de la intención de lograr algo / en un país donde la cultura / se pierde con las almas de la ignorancia". Estos han sido versos de "Yo soberbia", un poema de Maribel Gutierrez a quien he conocido hace poco más de un mes y con quien gusto conversar en cada oportunidad porque ella, profesora de literatura, poeta y actriz claun, tiene esa inquietud sublime, pero vana, de vivir haciendo arte en medio de una sociedad algo cada vez más mecánica y superficial, agredida por la gris rutina del trabajo, los estudios o el hogar.

Ahora quisiera presentar un poema de ella lleno de magia y enteramente onírico. Maribel, al parecer, siempre está corriendo, siempre persiguiendo sus ideales, y en este poema, "Siento", irá en pos de su ermitaño redentor, aquel por el que recita: 


Nada con un semidiós
en la punta de mi lengua
ni vómitos ateos a la caída del sol

Yo solo quería arreglarme la falda
arrugada de melancolía y seguir
al ermitaño hasta el final de mis días.

Corría y corría sin parar
Dándome un tiempo
para apuntar y tirar piedras
a esos sueños podridos de fracasos
que me hacían sangrar las rodillas
de tiempo en tiempo.

En el camino me alimentaba de odio y amor
 para no olvidar que era humana.

La locura también me perseguía
¿Era mi amiga o mi enemiga?
de lejos me llegaba su canto
 Inundándome de ilusiones confusas
Y  pesadas de transportar.

Yo solo quería seguir al ermitaño
 y llegar al topus uranus
 que me prometía en sus versos.

La corrupción de los hombres también me seguía
Y cada vez sentía que su lluvia de sangre me alcanzaba,
Solo su vapor de karma maligno
Llegaba a mí haciéndome abortar mentiras.


La noche lúgubre llegaba
y mi grito de desesperación
no hacia detener al ermitaño
que seguía su rumbo por el sendero del este.

Mi tiempo se acortaba
y la confusión jugaba con mis emociones a flor de piel
de pronto la punta de mi lápiz roto me hizo regresar ,
a la realidad 
perdiendo al ermitaño en mis versos,
 fenecidos por el momento.

SIENTO
Maribel Gutierrez


César Antonio

Comentarios

La sonrisa de Hiperión ha dicho que…
Realmente estupendos los versos...

Saludos y un abrazo.

Entradas populares de este blog

Minificciones # 2: El arte de tejer

Un tópico de la Ilíada

Minificciones # 3: Lucía