Instantes vernales

Dedicado a una pequeña filósofa, Verónica C.


Si yo fuera dueño de estos diurnos instantes: FABULOSO.
Los llevaría todo el tiempo en mi bolsillo
o entre la pantorrilla y los calcetines,
debajo de la lengua
o camuflado en el corazón, como un burrier.
Y cada vez que a causa de malsanos momentos arrastre las sucias zapatillas
sacaría los felices instantes guardados junto a los cobrizos centavos.
Y como corona que refulge
sobre la coronilla de un príncipe medieval
ostentaría mi alegría con locura de muchachito.

Pero si no puedo ser dueño de bellos momentos para manipularlos,
cual un dios juguetón,
sé que puedo ser su artífice
¡A patentar en la memoria!



César A.

Comentarios

Hombre Extraño ha dicho que…
Comentábamos con un amigo, su partícular manera de escribir...
Comentaba además, que sus poemas me agradan en demasía, que me provocan ternura, inspiración, que me sensibilizan la médula y hasta las uñas... (que ridícula comparación).

Tan ridícula como cuando tuve que decir que sus poemas eran lindos (entiendase por favor esta palabra en toda su extensión y no en la limitada interpretación que nuestros contemporáneos le han atribuido).

En fin, sus poemas me gustan, como por ejemplo este, es tan simple de sentir, poco complicado en la manera de entenderse, limpio, suave, tierno...

A patentar la memoria de sus escritos...
SIN CALZÓN ha dicho que…
Para qué decir más: me gustó.

Azaña Ortega
CÉSAR ANTONIO ha dicho que…
Son gratos comentarios los de ambos.
Anónimo ha dicho que…
Me agradó.

Me parace fabulosamente imposible adueñarse de "diurnos momentos", así te los regalen o dediquen, aunque para hacerlos tuyos (instantes inherente a otros)solo basta querer que lo sean.
Se puede ser "artífice" de ello, pero has encontrado la manera de hacerte propietario de momentos ajenos? Para aduerñarme de momentos ajenos es necesario que te adueñes de ella, y sabes qué es necesario para que te adueñes de ella?... Que ella se adueñe de ti.

Cada día estás más cerca, dos eclipses más (implícitamente) y la haces. (!)
Veyri ha dicho que…
Joven "Vagoletrado" esperaba la respuesta de mi anterior y anónimo comentario y hasta ahora continuo esperándolo...
Gracias por la dedicación de esta composición en nombre de la persona a quien se la dedicó. Saludos
César Antonio ha dicho que…
Veyri
Respecto al comentario anterior, nadie es dueño de nadie, ese es el problema. Los instantes agradables son tan efímeros que uno quisiera poseerlos, y cuando la desdicha o el pesar invaden nuestra existencia, pues sacarlos a relucir sería genial. Pero no podemos poseerlos, son solo recuerdos en el teatro de nuestra mente, así que no nos queda más que recrearlos. El poema es una forma de expresar lo que uno quisiera hacer o decir y no puede por simples formas. La poesía nos libera (si te gusta la poesía)y nos ayuda a expresarnos de tal forma que para otros les parezca imposible... Ah! si fuesémos niños...

Ha sido un gusto dedicar el poema a una de las personitas con las que he compartido diurnos instantes, aunque también en los malos ha estado, y hasta en algunas ocasiones los ha ocasionado hasta provocarme bilis.... jajaj

Un abrazo

Entradas populares